Nacional POLÍTICA

Sendero se está infiltrando en el Estado para capturar instituciones y usarlas como instrumento de lucha política

Rolando Breña Pantoja, exsenador de la República y connotado dirigente del Partido Comunista del Perú – Patria Roja, señaló que Sendero Luminoso busca la destrucción del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación en el Perú (Sutep) para capturar la Derrama Magisterial y usarla como un instrumento de lucha política. También advirtió que el senderismo se ha infiltrado en todos los organismos del Estado y de las organizaciones políticas de izquierda y de derecha.

“En el Sutep siempre ha habido confrontación con Sendero. Una captura del Sutep sería un vehículo de la mayor importancia para sus objetivos. La destrucción de Patria Roja, al que considera su enemigo irreconciliable sería también el camino para llegar a los trabajadores. Además, quieren destruir o controlar la Derrama Magisterial, porque ella demuestra que un sindicato de maestros como el Sutep puede manejar una institución financiera o de servicios de manera impecable y conseguir beneficios importantes para sus asociados”, dijo.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), indicó que “si Sendero controla el Sutep, después Patria Roja y la Derrama Magisterial, entonces sus objetivos serían más fácilmente manejables para las cosas que hacen en este momento”. “Para ellos, capturar la educación y sus organismos es un paso importante para su política, la educación es un instrumento fundamental no solo para formar conciencia, de ideologización y formación ciudadana, sino un instrumento de movilización y de lucha”, explicó.

Reconoció que el Sutep atraviesa por un problema de renovación de fuerzas. “En el sindicalismo peruano hay crisis, no solo en las orientaciones políticas y filosóficas, sino en su estructura y conducción. Yo diría que en el Perú no hay dirigentes sindicales, hay agitadores sindicales. El dirigente sindical conduce a su sindicato al cuestionamiento de los problemas del país y su participación. Hay crisis de liderazgo en el movimiento sindical. Los cuestionamientos que hay sobre burocratización pueden ser reaesl, pero eso no se supera destruyendo al sindicato”, anotó.

Infiltración de Sendero en el Estado

Respecto a la infiltración de Sendero en todos los estamentos del Estado y las organizaciones políticas, manifestó que es un método no solo usado por Sendero Luminoso, sino por otras organizaciones similares. “Algunos políticos que no tienen posibilidades de conducirse por sí mismos, utilizan la infiltración, utilizan métodos que se usan en el espionaje: el entrismo, es decir destacar a sujetos cualificados a distintos organismos para neutralizarnos, aprovecharlos o capturarlos”, enfatizó.

“Hemos encontrado senderistas o prosenderistas en otros partidos políticos, que incluso han sido dirigentes y funcionarios en algunos ministerios como el Ministerio de Educación. Hay que tener mucho cuidado, no se trata de defender al Estado ni a una institución, sino que se trata de defender que el Perú caiga en la anarquía o en el desgobierno”, aseguró.

Manifestó que “años atrás Sendero Luminoso podía presumir de ideología, de programa y hasta de filosofía, pero hoy en día ha devenido en un simple artilugio de destrucción”. “Su filosofía, doctrina, programa se reducen al odio, su objetivo fundamental es la destrucción y sus métodos son el chantaje, la calumnia, la amenaza y del divisionismo de todo organismo que no controla”.

“Sendero sigue actuando porque no ha habido combate de carácter ideológico. Se ha supuesto que es suficiente un desarme y una derrota militar, cuando existen grupos fundamentalistas con pensamientos y objetivos que hay que combatir con pensamientos y objetivos distintos”, subrayó.

“Muchos partidos de derecha y de izquierda al no tener militancia activa recurren o aceptan a militantes senderistas o filosenderistas que sí han estudiado, sí demuestran trabajo y son infiltrados fácilmente. Estos partidos no tienen doctrina, no tienen filosofía, no tienen organización, no tienen estructura, entonces son fácilmente penetrables por senderistas que sí tienen conocimiento de formas como hacerlo”, puntualizó.

Remarcó que “el senderismo se está infiltrando en todas partes”. “Hemos encontrado senderistas en todos los sindicatos, en los ministerios, en el Congreso y además destacan a elementos suyos a distintos partidos políticos para optar en procesos electorales y lo han logrado, han llegado a consejos regionales, consejos municipales, han llegado muchos filosenderistas al Congreso. Además, algunos estados o gobiernos no les interesa la destrucción de un grupo terrorista”, puntualizó.

Apuntó que “Sendero debe tener unos 400 activistas en el Vraem”. “¿Sendero tendrá fuerza suficiente para enfrentarse al Ejército? ¿El Ejército no conoce el Vraem al milímetro y no puede estar en los lugares que controla Sendero? Eso me lleva a sospechar que a los gobiernos les interesa conservar un sector de este tipo, como el senderista, de manera permanente, con el objeto de aterrorizar a la población de que vuelven los senderistas para fabricar el temor y sobre ello legislar draconianamente contra el movimiento sindical y popular de reclamos y protestas”, argumentó.

“Sendero es una división del Partido Comunista, nosotros fuimos con Sendero una sola organización política, no compartimos su método, ideología y concepto. Por eso es que Sendero considera que la mejor forma de desbrozar el camino a sus objetivos es la desaparición de algunas organizaciones sindicales o políticas que sería la mayor dificultad a su progresión, entre ellos está el Sutep”, añadió.

Patria Roja y los conflictos sociales

Sobre la participación de Patria Roja en los conflictos sociales, respondió que “los partidos políticos de derecha, centro o izquierda tienen que estar en los sindicatos y en la población”. “Sino donde se trabajaría políticamente, como podrían conseguir sus militantes, tienen que conseguirse entre los trabajadores, intelectuales, estudiantes, campesinos, políticos, empresarios. El trabajo político en un partido es legítimo, es legítima la conquista de sus propios espacios”, dijo.

“No sé si Patria Roja ha estado en todos los conflictos, pero sí tenemos que estar presentes en los conflictos políticos para conseguir los objetivos reales. Por ejemplo, no es justo trabajar con los indígenas de la selva peruana que están siendo diezmados no solo por la pandemia, sino por empresas mineras, petroleras, gasíferas o madereras que rompen sus territorios. Eso no es terrorismo ni radicalismo, sino tener capacidad de indignación. Nunca estamos detrás, estamos al costado. Lo que hacía Sendero, es estar detrás, eso es lo que hacía Abimael Guzmán”, comentó.

Vizcarra sin rumbo

Con relación a la política del Gobierno de Vizcarra, opinó que “ha perdido el rumbo y está actuando de manera desordenada”. “No se puede admitir que en un proceso de pandemia con el que vivimos haya tantos cambios ministeriales, fundamentalmente en el sector salud. Eso significa que no existe una política específica respecto al problema de la pandemia”, destacó.

“En segundo lugar, no hay previsión. Por ejemplo, recién se empiezan a preocupar de la necesidad de respiradores artificiales, recién se empiezan a preocupar de las fábricas proveedoras de oxígeno, recién se empiezan a preocupar de invertir un poco más en salud primaria, el primer escalón que siempre ha estado abandonado, recién se empiezan a preocupar por aumentar el presupuesto salud, recién se interesan en los médicos, enfermeras y técnicos”, añadió.

“Se ha visto una desorientación, primero hacen una cuarentena general, después focalizada, luego vuelven a la cuarentena general en algunas partes, el domingo se prohíbe la salida en absoluto. Hay un proceso lamentable de pérdida de rumbo y parece que no hay en la nave peruana de la pandemia un capitán o un gobernador. Hay una falta de conducción real en la política de salubridad y en la política general del país”, precisó.

Dijo que “en el país no solo hay una crisis sanitaria, hay una crisis económica, social y política de corrupción, que fue la principal variable hasta hace unos tiempos”. “Esa crisis conjunta continúa, su variable principal en estos momentos es la crisis sanitaria, pero los otros problemas están latentes, está el problema de la desocupación, el desabastecimiento, etcétera. Tengo la impresión que dentro de poco la crisis sanitaria va a ser superada por otra crisis mayor: el hambre. La gente ya está agotada por las formas como pueden subvenir sus necesidades inmediatas”, aseveró.

Falta de institucionalidad y responsabilidad de la aizquierda

Resaltó que “una de las desgracias, entre las muchas que tiene el Perú, es la falta de institucionalidad política partidaria”. “Hoy no existen partidos, antes existían partidos fuertes con los que parte de la población de identificaba. Hoy no existen partidos, ahora los que existen son cúpulas que se engendran cuando hay intereses político electorales y luego desaparecen inmediatamente. Son partidos cascarón, que no tienen militancia, sin programa o doctrina”, dijo.

“Nuestro país es cuasianalfabeto en cuestiones de educación política y le es difícil escoger a un gobernante por cuestiones programáticas, exigen solo discursos a los cuales nos han acostumbrado esas cúpulas. Una tercera cuestión es que los medios de comunicación no hacen uso de su poder tremendo para contribuir a la educación política de la población, ninguno hace conciencia de los problemas reales del país, son cajas de resonancia de ciertos intereses económicos. Este Congreso es consecuencia de eso”, sentenció.

“La izquierda no se salva de esta situación, la izquierda no está en condiciones aun de presentar una alternativa ni siquiera como un conjunto de todas las fuerzas de izquierda. En casi 200 años de independencia nacional, las consecuencias son fundamentalmente de quienes ha conducido el Gobierno y el Estado, es decir la derecha, pero la izquierda no se escapa de la responsabilidad, porque no ha hecho lo que ha debido de hacer”, destacó.

“Tenemos la obligación de reunirnos y de responder a las exigencias de la gente, la estamos defraudando, ha habido oportunidades importantes para la izquierda, que nosotros mismos hemos despreciado y no la hemos sabido aprovechar. La tarea para las próximas elecciones es una izquierda unificada. Ahora hablar de candidaturas ha sido un problema de división, porque los partidos han querido hacer unidad en base a su candidato y programa, para hacer unidad hay que renunciar a los apetitos propios. Unidad es renunciamiento, frente es renunciamiento”, agregó.

Fuente: Red de Comunicación Regional – RCR.

Noticias relacionadas

Gold Fields se ubica en el top 5 de mejores empresas para atraer y retener talento en el Perú

admin

MINEM: Gobierno ejecutará 25 proyectos de electrificación rural este año

admin

Presa de Chonta suministrará agua para población, irrigación en agricultura y generación eléctrica

admin

Gobierno Central debe priorizar construcción de Presa de Chonta porque es barata y llevará desarrollo a Cajamarca

admin

Aperturan nueva carretera para integrar caseríos en Bambamarca

admin

Anilo Guevara: “Estado de emergencia es solo un paliativo”

admin

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy